Olena, Amiga❤️

Suéltate el pelo mi vida 
Abre esos tus claros ojos 
Sal de esa prisión impía 
Ya deja atrás los enojos 
Olvida ya mi trastorno 
No estoy loco, te quiero 
Pregúntale a tu entorno 
No soy ningún perro fiero 
Los pájaros lo dirán 
Quiero ser tu paradero 
Las flores confirmarán
Soy tu amigo no lo dudes
Te subiré a las nubes 
Cree en tu corazón 
Deja de pedir perdón 
Por gustarte mogollón 
Soy experto en sonrisas 
Las tuyas eran sinceras 
Como niño o borracho 
No digas que te empacho 
Encerrada en tu despacho 
Soy el Sol que te ilumina 
Tú más rica medicina
 Te traigo tu vitamina 
Me tomé la Etumina 
Y no funciona contigo 
Sigo pensándote siempre 
Ya tú sabes lo que digo
Mi único Dios tu ombligo
Tu risa mí mejor verso 
Tu cuello: mi tobogán 
Mis labios lo probarán 
Tus lunares mi rosario 
Con ellos rezo a diario 
Pa' que pare el calendario 
Y pasear por mi barrio 
Con tu mano en mi mano 
Con tus labios en mis labios

“Amiga”https://youtu.be/6QPADqTj3rQ este, inicialmente, poema dedicado a Olena fue la última carta que pude hacerle llegar al hospital de Sant Rafael a Olena, más tarde la convertiría en canción. En esta canción como en casi todas las que dedico a Olena intento persuadirla para que acceda a que nos conozcamos mejor, para que me de una oportunidad, intento convencerla de que aunque estoy enfermo lo que siento por ella es un sentimiento lícito y normal: amor, intento dejar patente que mi amor no se debe a mi enfermedad, intento hacerle ver que soy una persona como otra cualquiera, que tiene derecho a enamorarse y que pese a lo curiosa que sea la situación por ser médica y paciente, lo que hubo entre nosotros fue especial. Seguramente ella nunca acceda ni a hacer un café conmigo, seguramente esto no me conduzca a su lado pero yo de mujeres ya paso, el sexo me la suda, cuando era más joven sólo pensaba en follar, todos los putos días, yo he sido un prenda pero ahora me encierro en mi habitación a escribir o estudiar, para que me interese una mujer tiene que ser algo fuera de serie, una persona especial y no hablo de físico hablo de mente, yo soy muy inteligente, mucho, está bien, puedes hacer cosillas pero en tus relaciones personales casi siempre vas a medio gas, por eso estoy mejor solo, yo me entiendo. Cada día que pasa estoy más loco y me importa menos estarlo. Olena es una mujer preciosa pero además es muy inteligente, ella lo sabe aprovechar, tiene su carera profesional y eso… pero, y por eso insisto, le va a costar encontrar a alguien que la llene y que le siga el ritmo, ella está rodeada de médicos y aún así no va a encontrar a nadie que la llene como yo. Aparentemente soy un indigente, me la suda todo pero sé que podría hacer feliz a Olena, sé que conmigo estaría bien, que podría ser ella misma, sin fingir, sin hacerse la tonta para agradar. La mayoría de personas muy inteligentes os encontramos a todos muy aburridos, o a casi todos, si bien es cierto que hay personas a las que les coges cariño el resto repetís todos lo mismo, sois clones y puede ser muy agobiante estar rodeado de fotocopias. Por Olena cambiaría, quizás hasta volvería a trabajar, con ella nos sentíamos tranquilos los dos, estábamos relajados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s