Estático

Arrastro los pies por la acera
buscando que la fricción impida mi avance.
Mis necesidades más básicas me obligan,
mas mi plomizo cuerpo pretende zafar de todo movimiento.
Mi mente permanece en la penumbra.
La lentitud del perezoso en mis pensamientos.
La parsimonia de quien se dirige a la horca. Laberintos de estiércol guian mi camino.
Es inútil buscar la luz.
Se pudrió el sol y con él el fuego.
A solas sólo escucho el eco de mi voz
golpeando mi sien
Causándome desasosiego y angustia; p
Pensamiento circular, yermo y estéril.
Sonreír, la más ardua de las tareas
Llorar la más inútil de ellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s